Nuestro compromiso: RESULTADOS

Principales indicaciones

  • Fracturas
  • Retardos de consolidación
  • Edemas óseos
  • Pseudoartrosis congénita o adquirida
  • Injertos óseos
  • Tratamientos preventivos en fracturas recientes complicadas
  • Artrodesis
  • Condropatía rotuliana
  • Osteoporosis
  • Osteocondritis
  • Osteonecrosis o necrosis
  • Osteoartritis o artrosis

¿Cómo se aplica el tratamiento?

La bobina se coloca directamente sobre la zona de tratamiento, pudiendo aplicarse sobre inmovilizadores, escayolas o heridas postoperatorias bien protegidas. 

Se recomienda un tiempo de exposición de entre 2 y 8 horas diarias, pudiendo colocarse durante las horas de sueño.

En caso de fractura, dependiendo de la gravedad de la misma, el periodo de tratamiento puede estar entre dos y cuatro meses. En caso de procesos de necrosis el tratamiento puede prolongarse desde tres meses hasta el año. Los equipos están diseñados para generar la autonomía e independencia del paciente, por lo que son de uso sencillo y fácil manejo.

Proceso físico

La estimulación con campos electromagnéticos pulsados  CEMPs se ha demostrado como la técnica no invasiva más eficaz  para el tratamiento de los retardos de consolidación  ósea y en las pseudoartrosis por falta de unión.

Los CEMPs generan corrientes intermitentes en el hueso similares a las producidas por la carga mecánica aumentando así la síntesis de colágeno y proteoglicanos, incorporando calcio al hueso y favoreciendo la actividad proliferativa de los fibroplástos y linfocitos, disminuyendo la reabsorción ósea y multiplicando la penetración vascular .

En los casos de falta de consolidación, los CEMPs aceleran la osificación endocontral, es decir, la calcificación del fibrocartílago, acelerando la formación del callo óseo en una terapia no invasiva y exenta de riesgo para el paciente

Queremos ayudarte, tu recuperación es nuestro compromiso.